Porqué los hombres son más tontos que las mujeres

Un análisis a través de Google demuestra que los hombres basamos nuestros anhelos en cuestiones estúpidas y superficiales.

Realizamos desde Cuestion.co este primer “trabajo de investigación” sabiendo que puede generar crispación y, cuanto menos, debate. Pero el todopoderoso Google no miente, y así nos lo demuestra analizando los datos consultados.

El objetivo de este post es cuestionarnos qué nos preocupa cuando somos adolescentes y, por lo tanto, cómo utilizamos Google para solucionar estas búsquedas o cubrir nuestros anhelos.

Podemos concluir que, socialmente, somos lo que Googleamos. Por lo que si creamos un "índice de estupidez” y lo medimos por la calidad de las búsquedas consultadas en función de la edad y sexo, podremos analizar el grado de estupidez (o madurez) de cada grupo social en función de dichas variables. El resultado no sorprende a nadie, aunque... ¿debería preocuparnos?

Metodología

que quieren los adolescentes Hemos realizado desde Google.es búsquedas en función de la edad con la sintaxis “Tengo [xx] años y [xyz]”, distinguiendo entre búsquedas semánticas por contenido generado por sexos, y estableciendo un rango de edad en la adolescencia e inicio de la juventud, de 13 a 20 años.

Resultados.

Indudablemente y como todos sabemos, las mujeres son mucho más adultas que los hombres incluso en edad adolescente. Mientras que a los 13 años se preocupan de cuestiones banales que reflejan su falta de madurez, conforme se acercan a la mayoría de edad su “índice de estupidez” disminuye, planteándose cuestiones vitales de gran calado, como el trabajo y los embarazos. Sin embargo, los hombres no tenemos solución y, si bien hasta los 15 años nuestra máxima preocupación es la longitud de nuestro miembro viril, nuestro “índice de estupidez” no evoluciona demasiado con los años, preocupándonos únicamente de si hemos tenido -o no- novia, así como la densidad de nuestra barba. Un reflejo claro de la falta de madurez incluso en edades adultas.

¿Y cómo podemos minorar el “índice de estupidez” masculino?

Es bueno fijarnos unos objetivos, personas o escenarios que nos hagan madurar. Por ejemplo, siempre podemos aprender de personas como David Sevilla, quien a los 11 años se convirtió en el profesor-programador más joven del mundo, siendo un ejemplo para toda la comunidad de Tutellus. O si tenemos hijos en esas edades y estamos preocupados, podemos enviarlos de campamento o a estudiar al extranjero una temporada. Estas experiencias siempre te hacen madurar y, personalmente, nunca conocí a nadie que se arrepintiera de viajar. Trabajemos todos para que la consulta Googleana que hagamos el año nos demuestre que el índice de estupidez ha bajado en ambos sexos.

La infografía completa, aquí.

Miguel

CEO & founder at Tutellus